Clases de arabe dariya

7 razones para estudiar dariya

El objetivo principal de cualquier persona cuando aprende un idioma es ser capaz de comunicarse con sus hablantes. Pero debido a la diglosia árabe, los amantes de esta lengua se enfrentan a la difícil elección entre una gran variedad de dialectos, además del árabe estándar. En este artículo vamos a dar una serie de razones por las que dar clases de árabe marroquí o dariya es la mejor opción.
Todas las personas que han caído embrujadas por la belleza, la singularidad y la lógica del árabe saben que tiene dos registros, el árabe estándar (o fusha) y los dialectos.
El árabe Fusha es el idioma de la literatura, del conocimiento, de la cultura y de la política en los países árabes, pero si un día os encontráis en una calle de cualquier país árabe y para comprar verduras o preguntar por una dirección decidís usar el árabe estándar, solo conseguiréis producir extrañeza y asombro a vuestro interlocutor. Esto no sucede así porque no entienda (seguramente os entienda más de lo que él mismo admitiría), sino que su shock es debido a dos razones: que el árabe estándar le suena o arcaico o muy culto y no suele escucharse a gente hablándolo en la calle, y que no sabe de qué manera responder (él probablemente no esté acostumbrado a hablar en árabe estándar y piensa que si responde en dialecto no le entenderéis). Por lo tanto, es primordial aprender algún dialecto árabe además del estándar.
Ahora bien, ¿qué dialecto árabe debo aprender? ¿por qué?
Esta es la pregunta a la que se enfrenta la mayoría de la gente a la hora de elegir uno de entre los múltiples dialectos que forman este variado y pintoresco abanico dialectal. Aun siendo árabe sé muy bien que la decisión no es fácil, porque cada dialecto tiene sus propios encantos, musicalidad y ritmo. Pero hoy voy a intentar guiaros un poco centrándome en sólo un dialecto, el dariya o dialecto magrebí, dando siete razones por las que es una buena idea realizar cursos de árabe marroquí.

1. Cercanía geográfica :

El dariya es el dialecto hablado en el norte de África, y la distancia entre España y esa zona dialectal son solo 14 Km, la longitud del estrecho de Gibraltar que separa España de Marruecos.

Clases de marroqui

2. Extensión territorial:

El dariya es la llave para abrirse y comunicarse con más de cien millones de habitantes que habitan en un territorio de 6 000 000 de km2 repartidos entre los diferentes países que forman el Magreb. Eso sin contar la diáspora magrebí.

3. Puedes practicar sin gastar dinero:

En relación con el punto anterior, el mosaico cultural europeo cuenta con una sustancial población de origen magrebí, por lo tanto no hace falta viajar al Magreb para practicar, solo debéis salir a la calle en vuestra ciudad para disfrutar de conversaciones en dariya y poner en práctica lo aprendido en vuestras clases de árabe marroquí. Además a la gente magrebí le agrada mucho que les hablen en su idioma, por lo que os escucharán con total atención, os corrigieran algún que otro error, os enseñaran palabras nuevas e incluso pueden invitaros a su casa a tomar un té y seguir charlando.

4. Turismo:

No obstante, si lo vuestro es viajar, vivir inolvidables aventuras y descubrir nuevas culturas, encontraréis en el norte de África un gran territorio con una diversidad y riqueza cultural, histórica y geográfica que os dejará fascinados. Hablar el dariya os permitirá disfrutar y acercaros más a la cultura magrebí.

Cursos de dariya

5. Mercado laboral creciente:

Sí vuestro interés en el árabe es por razones de negocio más que de ocio, debéis saber que la demanda de gente que domine dariya en diferentes sectores industriales y comerciales es creciente. No olvidemos la fuerte colaboración entre Europa y el norte de África, que cuenta con un gran número de empresas y fábricas europeas asentadas allí, por lo que no es mala idea hacer cursos de árabe marroquí para darle un impulso a vuestra carrera profesional.

Curso de arabe marroqui

6. Legado andalusí:

Otra de las razones es la historia compartida entre España y el Magreb, pues una gran parte del legado andalusí se encuentra en el norte de África. Por lo tanto ir a clases de árabe marroquí puede ser una de las vías de acercamiento a esta parte del legado histórico español a veces olvidada, ignorada o simplemente desconocida.

7. El dariya es un idioma español:

Sí, sueña muy extraño, pero aunque hasta ahora hemos estado hablando del dariya como si fuera un dialecto foráneo, y pese a que todavía no está reconocido como tal, el dariya es un idioma español, ya que se trata de la primera lengua de una gran porción de la población de Ceuta, y la segunda lengua de muchos habitantes de Melilla (la primera es el amazigh).
Estas son algunas de las razones que demuestran que los cursos de árabe marroquí son prácticos no solo a la hora de viajar a un país del norte de África para hacer turismo, iniciar un proyecto, o investigar un tema sociocultural, sino también aquí mismo, a la hora de comunicarse con el millón de magrebíes que habita actualmente en España, lo que os permitirá practicar este dialecto con vuestro vecino argelino, vuestro carnicero marroquí o vuestro compañero de clase tunecino. En resumen, aprender dariya os abrirá las puertas de una rica y fascinante cultura que tenéis más cerca de lo que imagináis.

¿Quieres añadir algo?

Responde como     o utiliza tu cuenta de